Estudios

Si quiere adquirir números completos de la revista, vaya al apartado Revistas

Volver al listado
5.00 €

Año

2010

Fecha

MARZO-ABRIL

Número

718

Páginas

551 - 583

Sección

ESTUDIOS

Título

LA PROPORCIONALIDAD ENTRE VOTOS Y CAPITAL EN LA SOCIEDAD ANÓNIMA. REFLEXIONES EN TORNO A LA MAYORÍA ECONÓMICA EN LA JUNTA DE ACCIONISTAS.

Autor

SÁNCHEZ LINDE, MARIO

Resumen

Pese a la indeterminación del artículo 93 de la Ley de Sociedades Anónimas (Decreto Legislativo 1564/1989, de 22 de diciembre) existen diferentes preceptos en el articulado de la ley que permiten afirmar que en sede de Sociedades Anónimas y para los acuerdos de la Junta de Accionistas, las mayorías son de capital y no de personas. Efectivamente, para la adopción de acuerdos dentro de la Asamblea de socios, los accionistas podrán sumar a la mayoría, en mayor o menor medida, dependiendo de su cuota de participación económica en la sociedad. Todo ello se deriva de una severa imposición legal de proporcionalidad entre el capital -o la cantidad de capital social- poseído por cada socio y el número de votos que este último podrá emitir en la votación, a efectos de conformar la mayoría para la adopción de acuerdos.
La doctrina suele denominar a esta coyuntura «mayoría económica», «mayoría real», o mayoría «de capitales», en contra de la mayoría formada por personas o socios, es decir, la denominada mayoría «viril». No obstante y en el caso concreto de la LSA española, tal situación se ve mediatizada por la existencia de algunos eventos societarios que podrían moderar o matizar la estricta proporcionalidad entre número de votos a emitir en Junta y cantidad de capital social poseído. Aparecen así las prohibiciones estatutarias relativas a emitir un número máximo de votos para el mismo accionista en ciertos casos -derivadas del art. 105 LSA-, la existencia de diferentes series de acciones, o la habitual imposibilidad de emitir voto por parte de algunos títulos (acciones sin voto, o acciones pertenecientes a socios morosos).
De esta forma y en puridad, para la adopción de acuerdos en la Junta de Accionistas de la Sociedad Anónima, la LSA española propone una mayoría real -y no viril-, basada en la posesión económica de cada accionista de parte del capital social; mayoría real que en la práctica se traduce en una «mayoría de votos», pues ciertos preceptos legales excepcionan la atribución directa entre cuota de capital social poseído y cantidad de votos que el socio puede emitir, lo cual, lógicamente, repercute a efectos de conformar la mayoría. Siendo, por tanto, la proporción no exacta o idéntica, debe decirse con propiedad que en esta sede la mayoría real o de capitales pasa a ser una «mayoría de votos», correspondientes sólo en parte al capital social poseído por los socios.

Abstract

Despite the fuzziness of section 93 of the Corporations Act (Legislative Decree 1564/1989 of 22 December), there are different portions of the act that support the affirmation that in corporations and for shareholders' resolutions, «majority» means a majority of capital, not of persons. Indeed, for resolutions made at a shareholders' meeting, the weight that a shareholder lends to or withholds from the majority depends on that shareholder' s economic interest in the company. These things all stem from a severe legal imposition whereby the capital (or the quantity of share capital) held by each shareholder must be proportional to the number of votes the shareholder may give to or withhold from the majority in the resolution process.
Doctrine usually terms this circumstance the «economic majority», the «real majority» or the «majority of capital», as opposed to the majority made up of persons or shareholders, i.e., the «majority of men». Nevertheless, in the particular case of Spain's Corporations Act, the majority is affected by the existence of certain events that may shift or colour the strict proportionality between the number of votes given at the shareholders' meetings and the amount of share capital held. Prohibitions of this sort appear in company by-laws, placing a ceiling on the number of votes a single shareholder has in certain cases (under the Corporations Act, section 105), creating different series of shares or, as is customary, denying voting rights to certain types of shares (non-voting stock or shares belonging to delinquent shareholders).
In this fashion and in all purity, in order for resolutions to be made by shareholders in a corporation, the Spanish Corporations Act proposes a real majority, not a majority of men, but a majority based on each shareholder' s economic possession of part of the share capital. In practice this real majority is the same as a majority of votes, as certain laws exclude the direct correlation between share capital held and the number of votes a shareholder may give, which logically has a repercussion in terms of counting the majority. As therefore the proportion is not exact or identical, it must be said for accuracy's sake that in a corporation the real or capital majority becomes a «majority of votes» corresponding only in part to the share capital held by the shareholders.

Palabras clave

SOCIEDAD ANÓNIMA. JUNTA DE ACCIONISTAS. MAYORÍA.

Key words

CORPORATIONS. SHAREHOLDERS' MEETING. MAJORITY.

Sumario

Descargar

Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para permitirle compartir contenidos a través de las Redes Sociales. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.