Estudios

Si quiere adquirir números completos de la revista, vaya al apartado Revistas

Volver al listado
5.00 €

Año

2007

Fecha

30-06-2007

Número

701

Páginas

1350 - 1358

Sección

ANÁLISIS CRÍTICO DE JURISPRUDENCIA. DERECHO CIVIL. OBLIGACIONES Y CONTRATOS (2005-2012)

Título

QUIEN PERMUTA BUSCA EL CAMBIO DIRECTO DE LOS OBJETOS EN JUEGO MEDIANDO EN EL NEGOCIO UNOS INTERESES Y MOTIVACIONES QUE QUIZÁ NADA TENGAN QUE VER CON EL VALOR REAL O VALOR EN VENTA DE LAS COSAS INTERCAMBIADAS.

Autor

MORATILLA GALÁN, ISABEL

Resumen

La permuta se regirá por las disposiciones concernientes a la venta, en todo lo que no se halle especialmente determinado en su título. En realidad, el resultado de la permuta es el mismo que si los permutantes se compraran las cosas objeto de contrato:
En vez de comprar X un bien de Y, y que éste adquiera otra cosas de aquél, deciden cambiar un objeto por otro. El problema se produce generalmente porque el que quiere enajenar una cosa no está interesado en un bien del que está dispuesto a adquirir y prefiere su dinero para destinarlo después a lo que desee.
Y, aún en el supuesto de que tuviera ese interés, es muy difícil que ambas cosas tengan un valor similar para que puedan intercambiarse, en cuyo caso, lo más probable es que el titular de la cosa más cara acepte que el otro le de una cosa más barata y le pague la diferencia en dinero, con lo que surge la duda de si nos encontramos ante una permuta o una compraventa, cuestión que resuelve el artículo 1.446 del Código Civil, calificando el contrato por la intención manifiesta de las partes y, no constando ésta, se tendrá por permuta, si el valor de la cosa dada en parte del precio excede al del dinero o su equivalente; y por venta en el caso contrario. Ahora bien, es perfectamente posible y así lo tiene admitida la jurisprudencia en SSTS de 10 de febrero de 1978 y 28 de febrero de 1997, que el valor de la cosa no sea exactamente igual de la otra y, a pesar de ello, los contratantes decidan permutar, en cuyo caso es válida la permuta porque, al igual que sucede con la compraventa, no está consagrado en el Derecho Civil español no foral una regla de equivalencia inicial de las prestaciones.

Abstract

In all things not especially addressed in the title on swapping, swapping is governed by the provisions concerning sale. In reality, swapping has the same result as if the swappers had bought the objects at issue in the swap contract:
Instead of X buying something from Y and Y purchasing other things from X, X and Y decide to exchange one object for another. The problem generally arises when a person who wants to dispose of something is not interested in the property the other party to the transaction has to offer and prefers the party's money instead, so he can buy whatever he wants later.
And even if the first party is interested in the second's property, it is very unlikely that the two things will be similar in exchange value. In that case, the owner of the more expensive thing will most probably agree to take a cheaper thing plus the difference in cash, whereupon arises this doubt:
Is this a swap or a purchase? Article 1446 of the Civil Code settles this question by classifying the contract according to the stated intention of the parties, and where the parties' intention is not stated, the transaction is regarded as a swap if the value of the thing given as part of the price is greater than the value of the cash or cash equivalent, and as a sale otherwise. Now, it is perfectly possible (and case-law has so admitted, in the Supreme Court's rulings of 10 February 1978 and 28 February 1997) that the parties may decide to swap even when the value of one thing is not exactly equal to the value of the other.
In that case the swap is valid, because, as occurs in sales, general Spanish civil law contains no rule on the initial equivalence of considerations.

Palabras clave

PERMUTA.

Key words

SWAPPING.

Sumario

Descargar

Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para permitirle compartir contenidos a través de las Redes Sociales. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.