Estudios

Si quiere adquirir números completos de la revista, vaya al apartado Revistas

Volver al listado
5.00 €

Año

2012

Fecha

30-06-2012

Número

731

Páginas

1481 - 1497

Sección

DERECHO COMPARADO, ESTUDIOS

Título

CONTORNOS DE LA EJECUCIÓN DE LAS GARANTÍAS PATRIMONIALES EN EL DERECHO ARGENTINO.

Autor

BORETTO, MAURICIO

Resumen

De acuerdo a la evolución histórica que hemos analizado a lo largo de estas líneas, entendemos que las garantías autoliquidables tienen su antecedente mediato en la ejecución pura del Derecho germano, luego receptada por el Derecho francés, que avalaba la ejecución patrimonial pura sin juicio previo; a diferencia del Derecho procesal sudamericano, que fue influenciado por el Derecho español, a su vez impregnado del sistema romano, que dio prioridad al derecho de defensa en juicio del deudor. En efecto, siendo la característica principal de estas garantías la «persecución privada» que realiza el acreedor respecto del garante ejecutado, el Derecho romano -que confirió al deudor la posibilidad de defenderse jurisdiccionalmente en forma previa- no ha ejercido influencia en su gestación. Por el contrario, las garantías con autoliquidación responden a la idea de pura ejecución, sin juicio previo, ni bilateralidad, ni contienda; el conocimiento judicial queda relegado para un juicio que debe promover el ejecutado y que generalmente es posterior. Sin embargo, y pese a la realidad legislativa procesal, las garantías autoejecutables fueron (y son) una adecuada respuesta a la problemática del encarecimiento del crédito, toda vez que la postergación del ejercicio del derecho de defensa del deudor (relegado a un juicio de conocimiento amplio generalmente posterior a la ejecución) evitaría una dilación en el cobro de la acreencia e impediría que el producido resultante de la ejecución de la garantía sea «absorbido» por los gastos del proceso judicial. De esta manera, el acreedor se vería fuertemente motivado en invertir sus recursos económicos, pues contaría con garantías que le asegurarían un rápido y menos costoso reembolso de parte de su deudor. Estas circunstancias son las que habrían fundamentado el nacimiento de las garantías con autoejecución. No obstante ello, y como contrapartida, de la mano de la aparición de este nuevo fenómeno en el ámbito de las garantías, apareció el fantasma de la utilización abusiva o fraudulenta de los títulos ejecutivos autoliquidativos, razón que ha motivado la necesidad de pensar en instrumentos legales que lo impidan. Tal es el caso del reconocimiento constitucional del deudor o garante autoliquidado de oponerse a la ejecución abusiva o fraudulenta mediante medidas cautelares solicitadas ante un Tribunal de Justicia; reconociéndosele en la práctica, de esta manera, el ejercicio del derecho de defensa contemplado teóricamente en la Constitución Nacional.

Abstract

According to the historical evolution we have been tracing here, the understanding is that the type of collateral that is subject to automatic liquidation has its indirect forebear in German law's pure foreclosure, later passed on to French law, which featured pure foreclosure on property without prior trial. This is in counterpoint to South-American procedural law, which was influenced by Spanish law, which was in turn impregnated with the Roman system, which gave priority to the borrower's right to defence through trial. Indeed, since the main characteristic of such collateral is the lender's «private prosecution» of the surety, Roman law (which granted the borrower the possibility of defending himself in court before foreclosure) has not had an influence on its gestation. On the contrary, collateral subject to automatic liquidation is tied to the idea of pure foreclosure without prior trial, bilateralness or litigation; the court has no part to play until and unless the borrower files suit, which generally happens after foreclosure. However, despite the realities of procedural law, automatically forecloseable collateral was (and is) a good response to the problem of the increasing dearness of credit. If the exercise of the borrower's right to defence is relegated to a broad hearing generally held after foreclosure, there will be no long waits before the lender can collect what is due, and the outcome of foreclosure will not be «eaten up» by court expenses. This way, lenders will be strongly motivated to invest their economic resources, because they will have guarantees ensuring quick, less-costly reimbursement by borrowers. These circumstances were what probably lay behind the birth of the idea of collateral subject to automatic foreclosure. Nevertheless, on the other side of the mirror stands its evil doppelganger, the abusive or fraudulent use of automatic foreclosure writs. Their existence made it needful to design legal instruments to prevent misuse. Such is the case of the constitutional acknowledgement of the right of the borrower or surety to object to abusive or fraudulent foreclosure by petitioning a court for precautionary measures in automatic collateral liquidation. Thus, the exercise of the borrower's right of defence, envisaged in theory in the National Constitution, is acknowledged in practice.

Palabras clave

GARANTÍAS PATRIMONIALES. EJECUCIÓN. DERECHO DE DEFENSA DEL DEUDOR. FACULTADES DEL ACREEDOR. CONSTITUCIÓN

Key words

PROPERTY AS COLLATERAL FORECLOSURE. BORROWER’S RIGHT OF DEFENCE LENDER’S FACULTIES. CONSTITUTION

Sumario

Descargar

Utilizamos cookies propias y de terceros para evaluar el uso que se hace de nuestra página Web y la actividad general de la misma, así como para permitirle compartir contenidos a través de las Redes Sociales. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.